Google está sujeto a la legislación comunitaria europea en cuanto a privacidad, pero no está obligado a borrar la información sensible de sus resultados de búsqueda, asegura hoy el abogado general de Justicia del Tribunal Supremo de