Microsoft cuestiona que el buscador usa partes de conversaciones para desplegar anuncios dirigidos a través de su servicio de correos Gmail. La compañía habilitó dos sitios de Internet, además de algunos anuncios publicitarios, para subrayar esta práctica