El bajo precio y el fácil manejo de estos equipos están haciendo cada vez más atractiva la elección de los Chromebooks mientras Microsoft sigue sin ver claro el horizonte de sus tabletas Surface como rival. Cuando Google