Las descargas mediante protocolo BitTorrent tienen que luchar contra algunos prejuicios, entre ellos la idea de que este protocolo solamente se utiliza para obtener y compartir contenido protegido y, por tanto, ilegal. Sin embargo, en Internet podemos