Una semana antes de Navidad, Twitter anunció a sus usuarios que ya podían descargar todo su historial de actualizaciones completo. Hasta la fecha esta posibilidad estaba disponible solo en inglés y para EE.UU, pero ahora la firma